AdD
AdD
Asociación gremial fundada el año 1995, formada por 110 socios considerados los mejores de Chile.
Síguenos

Search

AdD
  -  Decor   -  Un palazzo devuelto a la vida

Un palazzo devuelto a la vida

Para los amantes de Italia, hoy aparece un nuevo punto de moda: Puglia, en la punta del tacón de la bota. Es allí, en el pueblo de Gagliano del Capo, donde chocan los mares Adriático y Jónico, donde Palazzo San Daniele, una antigua casa ancestral transformada en un hotel de nueve suites, se está transformando en un atractivo para todos los amantes del buen diseño.

La historia de la recuperacion del Palazzo San Daniele parte de la siguiente manera. El fundador de GS Collection Gabrielle Salini y Francesco Petrucci, eran los dueños de este lugar, más bien la familia de este último había sido la propietaria de la propiedad durante cinco generaciones desde su construcción en 1861, el año de la unificación de Italia.Ellos decidieron llamar a los arquitectos Roberto Palomba y Ludovica Serafini de Ludovica + Roberto Palomba-Palomba Serafini Associati, para que juntos, recuperaran la gloria de este olvidado palazzo.

 

Ludovica + Roberto Palomba pueden parecer una exageración para tal misión, ya que el estudio con sede en Milán, es conocido mundialmente por el diseño de productos de primer nivel, no por proyectos de arquitectura, de hecho, tenía pocos créditos de diseño de hospitalidad. Pero, hace años, un amigo en común presentó a los directores casados a Petrucci, quien, después de visitar su poética residencia de verano encalada, un molino de petróleo renovado en la cercana Sogliano Cavour, no dudó en contratarlos para el proyecto.

 

“Francesco nos pidió que reinventáramos su casa como residencia de artistas”, dice Palomba sobre la intención inicial del cliente, que es un filántropo, un importante coleccionista de arte y fundador de la organización sin fines de lucro Capo D’Arte, con sede en Puglia. “Así en lugar vivir solo allí, sería una forma de aprovecharlo mejor “. El concepto que guió a los arquitectos fue el vació, ya que querían volver a los origines del lugar y su extraordinaria, pero simple belleza.

Cuando el trabajo estaba a punto de terminar, aparece Salini, quien también considera a Puglia como un segundo hogar. “Él vio un potencial como hotel”, señala Palomba. Dada la nueva encarnación del proyecto, la comisión de arquitectos se amplió para incluir la selección de muebles. Aún así, agrega Serafini, solo habría unos “pocos elementos funcionales”.

 

En cuanto a Salini, imaginó un lugar “de nostalgia contemporánea, uno que se asemeja a una propiedad privada donde los visitantes se sienten como huéspedes de un gran palacio”, explica Salini. Aunque suene contradictorio en términos de estética, resulta que el minimalismo y el neoclasicismo del palazzo, sus ornamentados frescos de paredes y techos y su intrincado mosaico de mosaico, son en realidad altamente complementarios, el resultado vinculante de diseño, historia, autenticidad y arte.

 

Diseñado originalmente por el arquitecto local Domenico Malinconico, la estructura de piedra y yeso de 7,500 pies cuadrados comprende dos alas que flanquean un patio, “la pieza central arquitectónica”, dice Salini. Palomba y Serafini conservaron muchos elementos originales, celebrando los majestuosos volúmenes y sus frescos centenarios. Quitaron los revestimientos de las paredes, reemplazándolos con suaves lavados de azules y celadones inspirados en las gloriosas pinturas. “Es claramente nuevo”, dice Palomba, “pero de acuerdo con el sentido del lugar”.

 

Las áreas públicas interiores del hotel están predominantemente en un ala. Incluyen un trío de espacios “comunes” como salones, como los llaman los arquitectos, dos de doble altura con frescos, uno de los cuales conduce a un bar íntimo llamado Holy Spirits. El tercer espacio más a escala humana es el salotto o sala de estar. Todos están escasamente amueblados con el elegante asiento Lirico que la pareja diseñó para Driade junto con piezas vintage seleccionadas. Un espacio que respeta y enaltece lo antiguo con un diseño simple y de gran calidad.