AdD
AdD
Asociación gremial fundada el año 1995, formada por 110 socios considerados los mejores de Chile.
Síguenos

Search

AdD
  -  Decor   -  Extreme makeover

Extreme makeover

Una de las mansiones más espléndidas de Londres pasa de ser antigua a triunfante bajo la guía del equipo de diseño de Timothy Haynes y Kevin Roberts. Fotos: Simon Upton.

 

Los candelabros Lobmeyr hechos a medida, brillan en la sala de estar de una mansión de Londres de 1850, que fue renovada por la firma de diseño de interiores Haynes-Roberts en colaboración con Stanhope Gate Architecture. Y a pesar de ser patrimonio nacional, los nuevos dueños, una pareja de ingleses, logró crear nuevos espacios que le dieron un nuevo encanto a esta señorial estructura. Fue así como la dueña de casa, creó en el subsuelo, nada más y nada menos que una piscina temperada hecha en azulejos celestes y oro, sumado a un increíble Hamman al más puro estilo marroquí, y es que como esto fue construido en un subterráneo, las estrictas leyes de patrimonio, en ese espacio no corrían, una movida muy inteligente, de parte de la dueña de casa, quien ama los spas.

En el hall de entrada, las características originales, incluidas las columnas en mármol negro, los paneles de la puerta y la barandilla, crean un ambiente noble para las lámparas de Gilbert Poillerat, una pintura de Fernand Léger de 1939, una mesa central Jansen de los años 30 de Liz O’Brien y bancos italianos acolchados en una crin de Clarence House, todas estas reliquias dan paso a una impactante escalera de mármol que nos da la bienvenida a esta mansión y que nos conducen al gran living, donde el color beige, oro y azul son los protagonistas y los encargados de dar modernidad, sin quitar el aire señorial del lugar. En este espacio podemos ver un desnudo de Picasso de 1932 sobre la repisa de la chimenea, el que está flanqueado por apliques de cristal de Murano de John Salibello. Mientras las paredes están revestidas con un satén Rubelli. En primer plano, un sillón de madera dorada George II cubierto con un tejido Lelièvre se agrupa con una mesa de cóctel FontanaArte de alrededor de 1932 y un par de sillones Jacques Quinet en una mezcla de seda de Manuel Canovas, por último destaca una escultura de bailarina de Edgar Degas que está junto a la ventana.

 

En el comedor pasamos a un ambiente totalmente neo rococó, donde los colores vibrantes dados por las obras del artista Rob Pruitt quien pintó seis obras especialmente para adaptarse a los paneles enmarcados de la década de 1930 en el comedor, -donde antes colgaban obras de Murillo, las que hoy se encuentran en la National Gallery de Irlanda- cuya nueva paleta de colores se refleja en la mesa de comedor de Zaha Hadid, logrando que, dependiendo de la luz, esta cambie de color.

 

Otro de los espacios más espectaculares de la propiedad es la biblioteca la que se dejó tal y como se encontraba, respetando su historia y sólo haciendo pequeños retoques para devolverle su esplendor.

 

Finalmente la habitación principal es un sueño en violeta, muy femenina y cálida es ideal para disfrutar en los días lluviosos de Londres.