AdD
AdD
Asociación gremial fundada el año 1995, formada por 110 socios considerados los mejores de Chile.
Síguenos

Search

AdD
  -  Decor   -  El sello Wearstler en Santa Mónica

El sello Wearstler en Santa Mónica

A pocas cuadras de la playa y con un encanto fascinante en donde todo alude a la costa californiana, el Proper Hotel Santa Mónica destaca por su atractiva decoración, por sus espacios y por su fuerte inspiración con lo local. En cada rincón se respira el espíritu de la ciudad y se desprende el sello de Kelly Wearstler. Una declaración artística de principio a fin.

Fotografía: The Ingalls y Matthieu Salvaing

 

Elegido como el hotel del año en los premios de hotelería AHEAD Americas 2020 en las categorías de habitaciones, lobby y espacios públicos, el Proper Hotel Santa Mónica, destaca por su atmósfera inspirada en el sur de California. Y es que esa fue la propuesta de diseño de la talentosa interiorista norteamericana Kelly Wearstler, quien buscó potenciar al máximo el talento local incorporando gran variedad de arte y artesanía local en los espacios, así como elementos, materialidades, texturas y figuras que reforzaran la sensación que produce estar en Santa Mónica.

 

Dos edificios unidos por un puente conforman este hotel boutique. Una construcción de estilo colonial construida en 1928 y una contemporánea, resultan arquitectónicamente dispares, pero estéticamente muy armoniosos. Aquí los espacios conversan a través de una propuesta de interiorismo que despierta los sentidos y en donde todo conecta con la realidad local.

 

Ambientes cálidos, atmósferas relajadas y muy estilosas logradas recurriendo a una paleta de tonos neutros, arenas y tierras y al uso de materiales nobles como piedra y mármol, son protagonistas de la decoración de este hotel boutique ubicado en el corazón de la costa californiana en Wilshire Boulevard.

 

Las habitaciones y suites, encarnan la sofisticación relajada del estilo de vida californiano con espacios inspirados en los colores, formas y texturas playeras. Grandes respaldos, banquetas curvas, algunos muebles estilo mid-century, mesas de travertino, lámparas colgantes de vidrio soplado a mano y obras de artistas locales componen la fascinante propuesta para el lugar de descanso.

 

Este hotel es el último de la marca Proper, fundado por Brad Korzen, marido de Wearstler, con el hotelero Brian De Lowe, tras el San Francisco, también diseñado por la interiorista. Un lugar que sin duda querríamos conocer.