AdD
AdD
Asociación gremial fundada el año 1995, formada por 110 socios considerados los mejores de Chile.
Síguenos

Search

AdD
  -  Decor   -  Casa invisible en el bosque

Casa invisible en el bosque

En medio de un bosque exuberante y fundida en el paisaje en esconde una casa revestida de vidrio espejado que refleja todo a su alrededor. Un espacio mágico como salido de un cuento. Aquí, la simpleza y la austeridad permiten que la majestuosidad del entorno sea protagonista todo el tiempo.

 

Fotos: Rory Gardiner

 

No es el país de las maravillas, ni Alicia la que atravesará el espejo. Aunque perfectamente podría ser parte de un cuento de ficción. Casi invisible, ubicada cerca de Casa Ventura, en una ladera boscosa, hacia el norte de la ciudad de Monterrey, emerge Los Terrenos. Una casa cubierta de vidrio espejado que se funde con el ambiente, lo respeta y lo potencia. La fachada de esta construcción en el bosque refleja armoniosamente la luz, los colores y los movimientos de la naturaleza.

La arquitecta mexicana Tatiana Bilbao fue la encargada de dar vida a este singular proyecto, consiguiendo una construcción sostenible a través del empleo de materiales naturales y técnicas tradicionales.

 

Esta propiedad se compone de distintos volúmenes ubicados en una esquina, rodeando a una piscina al centro del cuadrante. En su diseño, el área social está en el primer piso dentro de una envoltura de vidrio que refleja y contiene el fresco entorno natural. La pieza principal mira hacia las copas de los árboles, mientras las demás habitaciones están enterradas y construidas con barro y tierra compactada.

Las distintas áreas tienen una celosía de barro que se adapta según las diferentes conexiones espaciales y posibilidades estructurales. Así, entre otras cosas, permite la ventilación natural y que la entrada de luz inunde los espacios del interior creando increíbles juegos de sombras.

El resultado de esta construcción deja claro la sutileza con la que la arquitecta se enfrentó al entorno creando una propuesta que se mimetiza con la vegetación que la rodea, logrando que su presencia pase casi inadvertida. De esta manera, desde el exterior, la cubierta de vidrio espejado refleja el abundante verde, logrando que se perciba como una extensión del bosque. Desde el interior, por su parte, la vista es traslúcida, potenciando aún más la sensación de estar inmerso en el territorio boscoso y vegetal.

La decoración simple y sencilla basta para este lugar que invita al silencio y a la desconexión, para conectarse con la naturaleza en todo su esplendor.