AdD
AdD
Asociación gremial fundada el año 1995, formada por 110 socios considerados los mejores de Chile.
Síguenos

Search

AdD
  -  Decor   -  Un hotel que sana

Un hotel que sana

Ubicado en Corea del Sur, el hotel Healing Stay Kosmos mezcla arquitectura y diseño de vanguardia con las energías del universo. Esto lo hace único en su clase. Un obra llena de simpleza, pero que quita el aliento.

Entre rocas, montañas y casi colgado hacia el mar, así es el escenario donde se encuentra el Healing Stay Kosmos, un hotel de lujo ubicado en una isla volcánica sagrada llamada Ulleungdo en el este de la península de Corea del Sur. Este pedazo de tierra es conocido por sus poderes “chi”, los que son capaces de generar energía vital logrando rejuvenecer el alma y donde el ying y yang están en su forma más armoniosa.

El hotel está rodeado de paisajes rocosos, cuevas marinas, cascadas y un océano infinito, y está diseñado para que, tanto la estructura interior como la exterior, fluyan con la energía que las rodea.

El arquitecto encargado de este proyecto es Chanjoong Kim, director de la firma The System Lab, quien se inspiró en la fuerza natural que tiene el lugar, tanto en sus paisajes terrestres como celestes. El lugar luce como un observatorio del cosmos, de ahí su nombre. Cada habitación y espacio comunitario están meticulosamente orientados según su vista.

El complejo está compuesto por dos edificaciones importantes: Villa Terre y Villa Kosmos, esta última se puede alquilar completa y consta de cuatro habitaciones, las cuales están diseñadas bajo el concepto taoísta, donde cada elemento está conectado con un planeta. La que da vista al mar, se llama Mercurio y su elemento es el agua; júpiter es madera, y su vista da al paisaje arbolado; las imponentes rocas llenas de minerales miran a venus y su elemento es el metal; y la puesta del sol acaricia a marte con el fuego. Cada habitación está decorada en su interior con objetos y materiales que hacen referencia a su elemento. Esta parte del complejo cuenta con dos saunas que representan la luna y el sol, además de un jacuzzi al aire libre, el que está inmerso en una amplia terraza con vista al mar.

Las áreas comunes disponen de una paleta de colores tenues, la que se rige por colores cafés, negros, grises y blancos. Las formas onduladas que rodean el exterior están hechas de concreto y pintadas del color de la nieve, haciendo que la estructura contraste con el paisaje.

El diseño interior de las habitaciones de Villa Terre están amuebladas con piezas contemporáneas, las que resaltan gracias al piso de piedra azul grisácea, mientras que para los techos abuhardillados y las paredes predomina el blanco. En el salón central, los huéspedes pueden disfrutar de la vista hacia la Elephant Rock, mientras que en el comedor se pueden sentar alrededor de la mesa de roble con vista a Songgot-bong.

Finalmente más que un edificio, el arquitecto propuso un contenedor de energía creado con última tecnología, el que con el tiempo, ha sabido integrarse con el paisaje primitivo y natural del lugar.

Déjanos un Comentario