AdD
AdD
Asociación gremial fundada el año 1995, formada por 110 socios considerados los mejores de Chile.
Síguenos

Search

AdD
  -  Decor   -  En Málaga: Capricho andaluz

En Málaga: Capricho andaluz

Los escenarios que componen el espectacular hotel Finca Cortesín no han dejado impasible a nadie desde que abriera hace casi una década. Hoy, con acento renovado, continuamos hablando de su genialidad estética, sus jardines infinitos, y el precioso y reparador spa.

La llegada a este lugar mágico de Málaga, España resulta toda una experiencia sensorial. Las fachadas blancas impolutas, la cantidad de plantas que lo enmarcan y perfuman, y la luminosidad del Sur, que lo envuelve desde el amanecer, nos adelantan ya el paraíso que se esconde tras las puertas del Hotel Finca Cortesín. Si bien podría parecer un cortijo con una larga historia, se trata de una construcción –proyectada por los arquitectos Roger Torras e Ignacio Serra– que abrió sus puertas en el año 2009. Ha pasado prácticamente una década y su belleza sigue intacta y en boga, porque los proyectos bien hechos y confeccionados con profesionalismo y pasión nunca perecen. Debe su imagen a algunos de los mejores talentos del diseño europeo, empezando por el genial paisajista Gerald Huggan, quien estuvo encargado durante años del jardín de Buckingham Palace. El resultado es una secuencia de salones, corredores, patios y rincones de gran exuberancia decorativa que no oculta cierto refinamiento en el mobiliario, ni secuestra la atmósfera culta y sensible,

Además, contaron con el recordado interiorista Duarte Pinto Coelho – quien murió el 2010- el que recopiló en exclusiva bellas antigüedades para dar vida a las zonas comunes, y con las hermanas Ana y Cristina Calderón, de La Trastienda, que fueron las responsables de las 67 suites y de las villas privadas que atesora el hotel. Cada estancia tiene su propia personalidad, con mobiliario y detalles inspiradores, y todas desprenden el dulce encanto de los grandes establecimientos de siempre.

Otros grandes atractivos del hotel son sus piscinas exteriores, de 35 y 50 m2, rodeadas de esculturales olivos centenarios, y el espectacular spa, también decorado por las hermanas Calderón, que dispone de baños turcos, saunas, once salas de tratamientos y una zona tailandesa para masajes y cuidados orientales. ¿Y el apartado gastronómico? Exquisito y con una oferta que complace a gustos diferentes. Encontrarás cocina de autor española, italiana y japonesa, esta última bajo el sello del afamado restaurante Kabuki.

Déjanos un Comentario